Panpillon

¿POR QUÉ HAY MÍNIMO
UNA PANADERÍA EN CADA BARRIO?

Quizás habrás notado el establecimiento que encuentras en todos los lugares de Bogotá y de Colombia, y si no lo has hecho, te invitamos a que intentes contar cuántas panaderías hay en tu barrio y sus alrededores, la respuesta: muchas. Y ¿Por qué?

El pan existe desde la antigüedad, se cree que las primeras culturas machacaban los granos de trigo, los humedecían con agua y así facilitaban su consumo. Es decir, el pan está desde la prehistoria, quizás no como lo conocemos actualmente pero sí los inicios de este.

Pero es que no es solo el caso de Colombia, el pan es el alimento más famoso y por ende cultural del mundo entero. Si tuviéramos que elegir algo que nos une como seres humanos podría ser: el consumo del pan.

Los griegos, por ejemplo, crearon su propia masa añadiendo todo tipo de cereales y desarrollaron varias elaboraciones

para las que utilizaban hornos y muchas veces le agregaban miel y nueces. Los romanos por su parte se encargaron de crear máquinas de amasar y el pan era tan apetecido que fue necesario hacer que el oficio de panadero fuera algo profesional y que tuviera estatus.

En Colombia, desde el siglo XVI, los principales cultivos de trigo estaban en Boyacá y Cundinamarca, por el clima del territorio y eran estas dos regiones las que enviaban las provisiones que necesitaba la capital.

Es decir, el pan ha sido el elemento más importante de alimentación mundial, tanto que en Colombia tenemos el dicho de: “Cuando hay hambre, no hay pan duro”. Por esto desde principios del siglo XXI en las ciudades del país se hizo necesario tener un establecimiento que abasteciera este producto y así surgieron: Las panaderías.

Pero al ser un alimento tan apetecido por todos, tener una panadería en el barrio no es suficiente, además cada una quiere tener su toque creativo y hacer sus recetas, así fue como poco a poco de una panadería de barrio pasaron a ser dos, tres y hasta cuatro, todas brindando el elemento que deseamos: el pan.

Entonces si tu quieres impresionar a tu familia, amigos o pareja, ¿Qué mejor manera que haciendo el producto que siempre les ha encantado? ¡El pan! Así que separa tu cupo y reserva la fecha que desees con el taller que quieras y sorpréndete en PanPillón.